Juntos desde 1972...


Todo comenzó allá por 1972, cuando D. Sergio Bracci, después de una amplia andadura profesional en el mundo de la hostelería decidió embalar su horno y cargarlo rumbo a la ciudad malagueña de Fuengirola.

D. Sergio Bracci emprendió una complicada aventura cuando todavía en España el boom de las pizzerías ni siquiera se intuía, ya que en aquella época en la Costa del Sol la clientela no podía comprender que una base de pizza (pan) con tomate y queso (mozzarella) no era más que un sándwich.


En 1972 se inaugura la primera pizzería O Mamma Mia en Fuengirola con gran éxito. Y cuando algo funciona, hay que expandirlo, así que se inauguraron nuevos establecimientos en Torremolinos, Málaga, Córdoba, Sevilla, Cádiz, etc…, así hasta contar con un total de 11 pizzerias con la misma gran acogida.

En 1992, con 11 restaurantes propios operativos, O Mamma Mia, de la mano de su fundador y presidente, se plantea la posibilidad de transmitir a través del sistema de franquicia las experiencias de éxito acumuladas durante 20 años de tradición italiana en España.